Dos años sin poder trabajar, impedido de volver a usar su nombre artístico, peor aún, sin poder ni siquiera usar su voz y cantar en lugares públicos fue el calvario que vivió Carlos David Amparo, conocido artísticamente como David Kada.

Esta experiencia le dejó a David el aprendizaje de no volver a mezclar el corazón con los negocios, aunque no fue muy claro en sus explicaciones, se refirió a que perdió a su padre a muy temprana edad y esto le hizo, siempre, creer y refugiarse en personas en quienes confiaba y se entregaba con sentimiento.david kada

Tras lograr un acuerdo con su antigua disquera A.R. Entertainment Records, representada por Charles Alberto Domínguez Martínez y su nuevo empresario Juan Miguel Parra, en el que el joven salsero puede regresar a su carrera artística sin ataduras, y vuelve a ser dueño de sus antiguas grabaciones, David Kada entendió que ahora debe tomar las decisiones correctas y no por motivos emocionales.

“Simplemente entendí que el corazón no se mezcla con los negocios, siempre fui dedicado al amor y me he refugiado en el apoyo que me han brindado. De este proceso he entendido y aprendido muchas cosas, que ya han ido tomando su lugar. Ahora cada decisión que tomo la hago con la orientación de Juan Miguel Parra, quien siempre ha estado velando por mí. Llegó el momento de hacer las cosas bien”, manifestó el artista.

El acuerdo
Las partes implicadas en el caso no detallaron nada respecto al acuerdo, no especificaron en qué consistió, ni cuánto dinero hubo de por medio para logar la libertad del joven salsero.

Los presentes en el encuentro de prensa insistieron en que se abordarán los términos a los cuales llegaron las partes involucradas y nadie se refirió al tema.

“Al día de hoy tanto la marca David Kada, como el artista, Carlos David Amparo están libres para todas sus actividades artísticas y comerciales, a nivel nacional e internacional, para seguir con el desarrollo de su carrera”, anunció Juan Carlos Coiscuo, abogado representante de la compañía propiedad de Frank Prada.

Los demandantes aclararon que siempre fue de interés mutuo que David continuara con el desarrollo de su carrera, tras resaltar que se trató de un acuerdo amigable y que en lo adelante David estaría bajo el poder de Juan Miguel Parra.

Se destacó que los demandantes desistieron de cualquier acción y que todas las partes quedaron en las mismas condiciones.

Acompañado de sus nuevos manejadores y de sus abogados, pidió que los medios se enfoquen en el lado positivo de la situación actual.

“Ya gracias a Dios estoy libre y puedo salir a camino con mi proyecto musical, quiero que se enfoquen en el porvenir de David Kada y no en la destrucción de David Kada”, expresó.

“Estoy muy feliz de retornar a lo que es mi vida, a lo que amo, que es la música, y quiero que sepan que vamos a trabajar duro para recuperar todos estos años perdidos y que estoy seguro que el público continuará apoyándonos”, manifestó el intérprete de “Tu amor fue diferente”.