MARA MINSKI visión y amplitud a nuevos horizontes de Barranquijazz.

La de ISMAEL MIRANDA con Barranquilla era una cita pospuesta. Fue postergada demasiado tiempo. Su arribo con la Fania All Stars (Ocasión en la que el triunfador absoluto fue el Conjunto Clásico de Ramón Rodríguez y Raymond Castro. A propósito como los genuinos artistas, el gran Ramón Rodríguez continua vigente y es grato recordar su casta y clase cuando en Orocovis subió al escenario a acompañar a su amigo y hermano Ismael Miranda y, como lo llama Ismael, Ramoncito dio como siempre alta cátedra con las maracas y líder corista contribuyendo así al brillo del inolvidable recital salsero del gran Ismael. Transmítele, por favor, Ismael mis respetos, saludos y tributo de admiración indelebles al gran Ramón Rodríguez) y luego con la Perfecta Combinación, con las que canto sendos pares de números lo que hicieron fue acrecentar, subir los anhelos en los decenas de miles de salseros, que  sabíamos, conocíamos y disfrutamos al máximo de su soberbio arte sonoro, por tenerlo, apreciarlo debidamente en un espectáculo en el que fuese el epicentro, el eje, la figura central tal cual es…de hecho! El gran Ismael tenia eso bien claro y sabia que esa oportunidad en grande! Habría de llegar. En el interregno hay que congratularlo y agradecerle por su paciencia y también por no prestarse a agraviantes intentonas de supuestos “empresarios” de pacotilla que cual Trocha avivata y otros pretendían –La ignorancia es atrevida- traerlo en condiciones ínfimas para mostrarlo en actos de quinta con los cuales, por supuesto! Ismael jamás ha tenido ni tiene nada que ver. El ha sido celoso y cuidadoso del tesoro que representa para el arte y la cultura del Caribe de los cuales es uno de sus embajadores más distinguidos. Muy bien por eso Ismael.

La larga espera ha tenido su recompensa. Afortunadamente la expectativa se hace tangible. Ahora, con categoría, distinción, lujo y refinamiento llega el por la visión, decisión y acierto de la plana mayor de Barranquijazz: Samuel Minski-el CEO- y sus pares Antonio Caballero y Mingo De la Cruz, quienes a lo largo del año recorren el mundo conversando, entrevistándose y concertando los contratos con las mas revelantes figuras casi siempre muy difíciles y esquivas de conseguir ya por agenda y temperamento pero que con elegante diplomacia ellos han sabido y saben convencer y al final los vemos y disfrutamos en Barranquijazz, como ahora felizmente con Ismael Miranda.

No era de otra manera que Ismael Miranda llegase a Barranquilla. Aquí siempre ha sabido, con la complacencia y gratitud barranquilleras, abrirse paso porque “Aquí y donde quieran todo el mundo me hace caso” sabemos que “ahora yo  vengo arroyando y por eso abran paso, abran paso cosa buena.”

La ciudad ahora si, como ya lo había hecho de corazón, te cede, te abre, te franquea gustosa y reverente todo y mas… el paso ya que comulgamos contigo en que “Santa Barbara bendita ayúdame a caminar” y es amplio, largo y extendido el glorioso camino musical recorrido desde que vio la luz un Jueves 20 de Febrero en el poblado Aguada, distrito de Aguadilla  emporio de cultura y arte que le ha merecido la distinción en toda la Cuenca de Caribe y el mundo como la Atenas Boricua y precozmente muestra admirables dotes y destrezas en la percusión para pasar al conjunto de Pipo y su Combo. Con tan solo 15 años en New York se mueve con gozosa y entusiasta creatividad en ámbitos donde prevalecía el boogaloo siempre combinado con el son montuno. Siendo un mozalbete ya es un curtido sonero que obtiene su bautismo de fuego en forma asombrosa, colosal y deslumbrante con Rumbón Melón –eterno himno de la salsa en la ciudad de Barranquilla– con la Orquesta de Joey Pastrana.

Aquí y ahora convenimos con él, con seguridad…. “Traigo el machete en la manos vamos a ver quién da más”. Tu, tu darás más, mucho más en Barranquijazz porque cómo no ha de dar más, mucho más en saoco, omelenkó, bembe, sabor, con montuno, guaguancó, rumba… salsa, ah y bolero quien ha tenido la bendición de los Dioses en su voz maravillosa y en su periplo artístico- vital?

Reza su insignia estelar que bien enseña la inmensa dimensión cantora de ante quienes estamos “Yo nací en el paraíso y me hicieron un altar-bis- y yo me atrevo a cantar al mismo Dios si es preciso …” y vaya que ha cantado y soneado como los Dioses y al escucharlo compartimos lo que con Ismael Miranda escucha Dios.

Tal cual harán los turistas, visitantes (y los anfitriones quilleros) amantes todos del arte musical que año a año desde hace 18 llegan a la ciudad especialmente atraídos por el prestigio, fama, talento, genio y triunfos de las estrellas que ora en los diversos sones caribeños (salsa, guaguancó, rumba, son montuno…) ora en el jazz clásico, free jazz, latín jazz, bossanova y encarnados en celebridades como Ahmad Jamal, Michel Camilo, Renny Barron, Rosa Passos, Terence Blanchard, Joao Donato, Greg Diamond, Deborah Carter, Papo Lucca, Omara Portuondo, Giovanni Hidalgo, Chucho Valdez, Dave Valentin, Al Mcquibbon, Cachao, Manny Oquendo, Ruben Gonzalez y Buena Vista Social Club, Eliane Elias, Humberto Ramirez, Bob Berg, Patato, Tata Guines, Francisco Agua Bella, Berklee Latin Jazz, Mesengers, Andy Gonzalez, Jane Bunnet, Ronnie Cuber, Los Papines, Steve Turre, Mulgrew Miller, Gal Costa, Eddie Palmieri, Diego el Cigala, Poncho Sanchez, Ron Carter, Maria Rivas Stefon Harris y su cuarteto… ISMAEL MIRANDA! Dios mediante, han convertido y cimentado sólidamente a Barranquilla como referente de lujo e imprescindible entre los grandes festivales del mundo ya sean el de Montreaux, Heineken Jazz de la tierra de Ismael, el de Aruba, Pannonica Jazz Club… Con Ismael Miranda el 13 de Septiembre por la gracia de Dios y las poderosas energías bienhechoras de las deidades afrocubanas Yemayà, Shangó, Santa Barbara, Odumarè Ochun, Obatalà en el Salón Jumbo del Country Club el Niño Bonito dejará una fascinante y esplendorosa estela músico-artística salsera para la posteridad.

Así la espera, la larga espera habrá valido su expectativa. E Ismael Miranda nos habrá dicho, cantado y ensalzado que efectivamente para cantar a y en Barranquilla, en Barranquijazz el estaba seguro, segurísimo de que “No me digan que es muy tarde ya… para hallar otro querer busco la felicidad… a los cuatro vientos…” y a los cuatro vientos en toda Barranquilla, en toda Colombia, en todo el Caribe y el mundo se sabrá, Radio Bemba, Radio Bemba, que el Niño bonito, el ilustrísimo hijo predilecto de Aguada, de Aguadilla(“ a Aguadilla llegaba temprano por la mañana a bailar un son… hasta las piedras cantaban …” celebraban jubilosos los Hermanos Lebron) de Borinquen Bella-Boricua, lexicográficamente proviene del término Buruquena que designa a un pequeño crustáceo abundante en las aguas del Caribe-“La tierra que amo Colon” preciosa te llaman los bardos que cantan tu historia oye como canto demostró en una memorable e histórica, inolvidable noche barranquillera porque es capaz de cantar al mismo Dios si es preciso… Después no digas que a la rumba no te invitè, después no digas que no te avisè. “estas son las cosas buenas que en mi tierra paso yo”. I shangó.

Para la programación del Festival visite: http://barranquijazz.com/programacion/